Nikita Fleischman
versus

Clemente O´Connell

Uno de los atractivos de la serie es la continua dialéctica entre el Doctor Fleischman y Maggie O´Connell. Nuestros colaboradores Nikita y Clemente, dan vida a nuevas e interesantes discusiones encarnando, emulando o defendiendo cada uno el papel del personaje del sexo contrario

Marzo 2003 3.04 Animal R Us
Abril 2003 3.11. Dateline:Cicely ("Tree Speaker")
Mayo 2003 4.02 Midnight Sun
Haz click en los títulos para ir directamente a las discusiones

Discusión nº1: "Animal R Us"

¿El perro era realmente Rick? Qué más da! Yo creo que el único perro que hay en este episodio es Joel, mira que es borde el tio. Con lo contenta y feliz que esta Maggie al ver recuperado su amor, y Joel venga a decirle que está loca. ¿Porqué tiene que estar loca? Que Maggie demuestre tal afecto y cariño por un animal, sea Rick o no, no viene más que a demostrar lo dulce y cariñosa que puede ser cuando quiere. ¿Cuantas chicas conoces tú, que esten dispuestas a consagrar su amor a un perro reencarnado?, ariesgandose con ello a ser tildadas de chifladas o algo peor (que, por cierto, desafortunadamente sugiere Joel). ¿Te das cuenta de lo auténtica que es Maggie? Me encanta como echa al perro de casa y luego le perdona y lo vuelve a aceptar. ¿Porqué hace eso?. Pues porque Maggie es buena y a pesar de todo lo que le hizo Rick, ella sabe perdonar.

Ya me gustaría a mí ver a Joel compartiendo su cabaña con una loba. No tiene lo que hay que tener. Yo pienso que en este episodio, se recurre al perro como metáfora del amor puro y ciego, sin deternerse en convencionalismos externos. Y claro, sólo una mujer como Maggie podía albergar tales sentimientos, porque Maggie es mucho más sensible que Joel... ¿Te queda claro, Niki?

En cuanto a lo de tu opinión sobre el amor de Maggie por el perro... Vamos a ver, si hay una persona, concretamente una mujer, que ame a los perros esa soy yo. De hecho hay amigas mías que creían enfermiza mi relación de adoración con Magnum y la que estoy estableciendo ahora con mi lovely Brick, pero no por eso me identifico con Maggie en este episodio. En realidad estoy de acuerdo con Joel. Me parece correcto y hermoso amar a un animal, aceptar su compañía porque se sufre la soledad. Maggie se siente sola y está enamorada de la idea del amor.

Pero de ahí a pensar que un perro es la reencarnación de tu ex fallecido hay un paso enorme, es síntoma de una patología grave!!! Joel no se mete con el hecho de que Maggie ni nadie tenga mascota, sino de que se humanize a un animal por el hecho empíricamente no demostrable de que éste sea la reencarnación de un ser humano. ¡¡Anda ya!!! Me parece que la tendencia zoofílica (¿se dice así?) de Maggie (con el perro, con el oso) la dejan, especialmente en este episodio, como una mujer patética!!! Va de liberal e independiente pero en el fondo es una romántica empedernida. Joel NO ES BORDE, sino REALISTA y SINCERO!!! El decir lo que opina aún sabiendo que va a causar antipatía le hace, a mis ojos, genuino y verdadero. En cuanto a si era o no Rick... Yo NO creo en la reencarnación pero partiendo de la base de que pudiese ser posible, me parecería más creíble que el perro en cuestión fuese un cachorro pq se supone que Rick ha fallecido hace poco tiempo. No un perro adulto. Desde luego que el perro NO era Rick, pero Maggie ve lo que quiere ver, se autosugestiona. La parte positiva es que le sirve de catarsis para perdonar a Rick y seguir adelante con su vida.

En cuanto a lo de que Maggie es mucho más sensible que Joel... te doy la razón, es más sensible en el sentido que es más insegura y más rebuscada. Siempre es ella la que le busca las cosquillas a Joel y la que tergiversa todo lo que él dice. Es a menudo tan egocéntrica y feminista que piensa que todo lo que Joel dice tiene que ver y es en contra de las mujeres y, especialmente, en contra > de ella cuando a menudo Joel simplemente está charlando sin pensar ni estar en contra del sexo femenino y mucho menos de su casera!!!

Maggie no está loca, y Joel de sincero y auténtico no tiene mucho que digamos. Lo que realmente le pasa en este episodio, es que presenta claro y nutrido plantel de celos. Siente celos del perro y no se atreve a decirselo a Maggie. Pero, tranquila, yo entiendo que a uno le pueda sentar mal que prefieran a un chucho antes que a uno mismo. Ya sabes, es un golpe justo en la linea de flotación de la autoestima, y hablando de autoestima y ego, este el punto flaco de Joel.


Discusión nº2: "Tree Speaker"

Fíjate en el comentario de que Joel le hace a Maggie, "AUTOSUGESTIÓN"

Muy típico de Joel su continuo recurrir a psicochácharas para desmontar las apreciaciones de Maggie. Este episodio se parece al "Animals r' us" en que retoma otra vez el tema de las diferencias de nivel de sensibilidad existentes entre Maggie y Joel. Maggie es capaz de oir a los árboles y Joel no. Yo, personalmente, interpreto esto como una cuestión de fe. Y me explico, puede que los árboles no hablen "literalmente", pero el asunto reside en que uno mismo pueda creer en que los árboles mantengan conversaciones animadísimas (como diría Joel). No cree quien ve, si no quien quiere creer. Otra vez, en este capítulo, Maggie hace gala de un especial sentido de lo abstracto, lo que la convierte en una persona openminded (el adjetivo anglosajón lo explica mejor que el castellano).

Opino que una de las principales (si no la principal) virtudes del sexo femenino, es el percibir cosas que el hombre no puede notar. Maggie representa a la mujer "que oye hablar a los árboles", y lo pongo entre comillas porque esta frase la puedes entender como una metáfora de algo mucho más amplio. Ya me entiendes. Yo, como hombre, he llegado a aceptar y a creer que las mujeres (por lo menos algunas, que hay de todo) "oyen hablar a los árboles". Creo que es algo positivo, necesario me atrevería a decir. Joel, se enfrenta con amargura, a una perspectiva nueva y no la entiende en absoluto y por eso recurre a la autosugestión. Los hombres, cuando no entendemos algo, nos apresuramos a disfrazarlo con los "devaneos" psíquicos para ocultar el miedo que produce enfrentarse a lo desconocido. Maggie marca la diferencia entre ambos sexos, porque para ver algo con los ojos ya nos bastamos nosotros mismos...

Cle, Tu argumento me suena a pura demagogia. Apoyas a Maggie con el sobado recurso de, en palabras de Chesterton citadas por el propio Chris en "Survival of the Species" (4.11) "las mujeres utilizan la inteligencia para justificar lo que conocen por intuición". Venga ya!!! Además, terminas por dar la razón a Joel. Él habla de autosugestión y tú dices eso mismo pero con otras palabras: "Yo, personalmente, interpreto esto como una cuestión de fe. Y me explico, puede que los árboles no hablen "literalmente", pero el asunto reside en que uno mismo pueda creer en que los árboles mantengan conversaciones animadísimas". Joel, como yo, niega la posibilidad, como hecho objetivo y realidad empírica demostrable, de que los árboles puedan hablar, no la fe de algunas personas por creer que eso es posible. Él y yo aceptamos que las personas puedan creer en ese tipo de sucesos... mágicos, surrealistas, animistas, humanizadores o como quieras llamarlos pero negamos que estos sucesos sean reales, a nivel de que tengan categoría de realidad palpable y demostrable.

En cuanto a la diferenciación de géneros que introduces... Estoy de acuerdo contigo en que las personas, cada individuo, tiene una sensibilidad distinta. Ante los mismos hechos reaccionamos de maneras a menudo opuestas pero no trasladaría el conflicto de si los árboles hablan o no a la cuestión de que si eres mujer puedes escucharlos pero el tener pene te incapacita para hacerlo... Si no recuerdo mal en "Our Tribe" Joel y Ed se encuentran en una situación similar a la que Maggie y Joel se encuentran aquí. Ambos están en el bosque buscando algo; en el caso de este episodio Maggie espera que Joel logre escuchar a los árboles. En palabras tuyas espera que abra su mente a esa posibilidad. En el otro episodio, Ed acompaña a Joel a tener una visión en el bosque. Ed le dice que son los espíritus los que crean las visiones y que, por lo tanto, si no cree en ellos dificilmente las podrá tener. Así que Ed también espera algo de Joel; que crea para tener su visión... pero, como reconoce finalmente, quizá el hecho de no creer sea en sí mismo una visión. Quizá la visión de Joel no tenga que ser como la que él tiene con el espíritu Del que espera porque Joel es diferente, tiene otra sensibilidad, otra cultura. Tú dices por ser hombre... Bueno, Ed también es hombre y, al igual que Maggie, debe escuchar a los árboles. Yo digo que simplemente por ser Joel con todo lo que eso implica. Ser hombre, ser médico, ser judío, ser racional, ser metódico, ser poco espontáneo, etc. Pero nunca diría que Joel tiene menos sensibilidad o intuición que ninguna otra persona -sea hombre o mujer-, sino que tiene una sensibilidad e intuición distintas, acordes con su naturaleza, con su personalidad, con su intelecto y con su alma. Dice Jung que nada contrario a su verdadero ser puede durar demasiado pq uno termina por sacar a la luz su auténtica esencia, así que Joel me parece tremendamente íntegro y genuino pq nunca, para ser más aceptado, dice creer en algo en lo que no cree o no puede creer o todavía no ha aprendido a creer. Porque no voy a negar lo evidente y es que Joel, como cualquier ser humano, es una entelequia y debe aprender mucho todavía pero éste no es el tema, quiero decir que analizamos la situación de "Dateline:Cicely" considerando el momento concreto de sus vidas en que se encuentran tanto Joel como Maggie. Ambos acordaremos que el Joel de "Up River" no sería igual de escéptico ante un posible diálogo con los árboles.

"Los hombres, cuando no entendemos algo, nos apresuramos a disfrazarlo con los "devaneos" psíquicos para ocultar el miedo que produce enfrentarse a lo desconocido". Típico de Maggie y, por lo tanto de tí, el reducir las reacciones de Joel a una cuestión de lucha de sexos. No creo que Joel en ningún momento suelte su sarcástica psicocháchara acerca de la autosugestión en categoría de hombre con un ego exacerbado que en determinado momento se siente apocopado por la intuición de un ente humano rival femenino!!! Más bien siempre he creído que en esa conversación con Maggie en particular lo que prima en Joel es su categoría de médico, de persona racional que acepta que los árboles son seres vivos, que se mueven por causa de la fotosíntesis, etc pero que no hay base científica que apoye ni demuestre la tesis de que puedan emitir vocablos.

En cuanto a la belleza de la vida vista a través de los ojos de personas que tienen en fe en > árboles parlantes... Estoy de acuerdo. Me encanta el realismo mágico en las novelas. Entro en el pacto fiduciario entre emisor y receptor y acepto las convenciones de fe como espectadora de NX, como habitante de la ficticia Cicely. De hecho respeto, admiro y amo esta serie por ellos, por su diversidad, por la riqueza surgida de la convivencia de tan dispares puntos de vista. Pero la realidad al otro lado de la pantalla es diferente y la mido bajo otros parámetros.

Niki, defiende la postura extremista del Sr. Joel. Es decir, los que creen en árboles parlantes están pirados y los que no creen en eso están cuerdos y son muy normales. Pero lo que ni Joel ni Niki aciertan a percibir son los matices. Maggie no dice que los árboles recitan a Góngora, ni que los extraterrestres la secuestraron y la llevaron de viaje por la Galaxia (esto es locura). Maggie le cuenta a Joel que los árboles "susurran", que emiten una especie de sonido muy característico y que este sonido es tan frágil que tienen que esperar durante un largo rato para así poder percibir algo. Esto se puede ver en la escena final del episodio. Todo depende de los matices, de los detalles. Y solo una persona con una especial sensibilidad puede captar los matices.

Y para demostrar esta teoría pongo el siguiente ejemplo: imaginaros dos personas contemplando el cuadro de "El grito" de Munch. Una de las personas ha llevado una vida muy completa e intensa, ha disfrutado de los placeres de la vida pero también ha estado en la primera guerra mundial y ha podido comprobar la amargura de la existencia humana. La segunda persona solo ha llevado una vida ociosa y más bien relajada. Pues bien, la persona que ha sufrido el dolor, en el momento de ver el cuadro, rápidamente comprende que el mensaje principal del cuadro es mostrar el drama y la soledad de el ser humano. Mientras que la segunda y despreocupada persona solo alcanza a percibir los colores y advertir una figura humana (el piensa que muy mal dibujada) que abre la boca y junta las manos. Ahora llega la clave de mi teoría y de este ejemplo. Como sabemos, el cuadro de "el grito" es una obra expresionista (corriente muy ligada a la serie "Northern Exposure") y lo que busca es transmitir sensaciones (miedo, alegría, frio, calor, etc), y no mostrar al expectador la calidad de sus trazados. Por lo tanto, solo una persona con la especial sensibilidad podrá extraer del cuadro toda su belleza. Y lo mismo pasa con el tema de los árboles que hablan. Joel, al igual que la persona que solo ha visto el lado afable de la vida, solo alcanza a ver a una Maggie que cree haber perdido el juicio. Mientras que Maggie, con un campo de visión mucho más amplio que Joel, abraza la posibilidad de que la Naturaleza habla, de que los árboles son seres vivos y además individuos plenos y con su justa importancia, que eso es precisamente lo que se nos quiere decir en este episodio tan "expresionista" de NX.


Discusión nº3: "Midnight Sun"

El episodio de hoy en cuestión cambia las tornas... Joel, bajo los efectos del sol de medianoche, se siente enormemente enérgico, entusiasta, alegre, vital, cachondo. Llega a exclamar a pulmón que ama Cicely, que considera que es un pueblo hermoso rodeado de naturaleza. Joel llega a sentirse afortunado por estar allí. ¡¡¡Saluda, conversa y abraza efusivamente a sus habitantes e, incluso, a Maggie!!! En pocas palabras, no se comporta como Joel Fleischman, como el Joel que todos nosotros conocemos y queremos u odiamos. Ante este cambio radical de personalidad Maggie se siente sorprendida y desconcertada en un principio pero, yo me atrevería a decir, que halagada en el fondo.

En "Midnight Sun" Joel pierde su racionalismo empírico, su afán de analizarlo todo hasta caer exhausto y abraza el lado más alegre, apasionado y despreocupado de su personalidad. Nos muestra un Joel hasta ahora desconocido por todos, un Joel amante de un deporte no tan aparentemente racional y elitista como el golf, sino del que considera el verdadero deporte americano por encima del beisbol; el baloncesto. Genuinamente inolvidable la escena del Joel radiofónico hiperactivo; enceeeeeeeeeeeeeeeeesssssssssssssste!!!

Se nos revela un Joel arriesgado, motivado en extremo que, con su silbato como totem, se considera invencible, con la mente más despejada que nunca ¡¡¡Un Joel perfecto para promocionar y vender los efectos curativos de la luz solar de Cicely!!!

No vamos a caer en una lectura fácil del episodio diciendo que es un ejemplo de que el Joel antiJoel, más parecido a Jules que a sí mismo, es mejor que el Joel verdadero; el racional, convencional, urbanita y sí, si se quiere, previsible, quejica y aburrido. Es evidente que en este episodio, aunque el propio Joel -evitando su naturaleza de buscar a todo una explicación científica- no lo admita o lo haga a regañadientes, su cambio de personalidad se debe a los efectos del sol de medianoche, no a una auténtica mutación voluntaria. Eso es lo que todos sus compatriotas cicelianos comprenden. Maggie es la racional en este momento y le insiste a Fleischman en que su comportamiento tiene una causa meteorológica. Pero, aunque Maggie rechaza los descarados flirteos y peticiones sexuales de Joel con aparente agobio desesperado, la conversación sobre las fantasías de los hombres que tiene con Shelly en el probador de la tienda ambulante nos deja claro que, en realidad, no le agobian las proposiciones indecentes de Fleischman sino el saber que la causa de ellas no es real, sino la hiperactividad enfermiza y calenturienta de la líbido que ocasiona el exceso de luz solar. ¡Qué triste! Así se lo manifiesta el mismo Joel al final del episodio cuando Maggie, extrañamente femenina y coqueta, habla con él en el Brick. Fleischman le dice, volviendo a ser él mismo, que la falta de sueño puede hacer enloquecer a cualquiera!!!

O´Connell defiende que Fleischman está actuando bajo los efectos de ser de día las 24 horas. Diagnostica a Joel una patología temporal, atribuye los síntomas que éste presenta a una razón digamos que empírica. Joel no lo niega exactamente pero tampoco se preocupa ni lo considera una enfermedad, simplemente se deja llevar. Defiende constantemente con fervor que su energía es interna y que más que causada por algo externo, en este caso, el exceso de luz solar, ha sido potenciada. No podemos criticar esta actitud de Fleischman porque está enfermo y es adicto al sol. Pero sí podemos disfrutar y admirar su disponibilidad para aceptar que la naturaleza de Alaska marque una vez más su rumbo.

Bueno, bueno. Niki, creo que te has tomado el episodio de una manera un tanto diplomática. Realmente no veo mucha polémica en tu disertación. Es de agradecer tu sintaxis del episodio pero..., "nitchhh, nitchhh". Como bien dice el buhonero que aparece en el episodio, Joel está deslumbrado por los faros de Cicely y este episodio es una clase didáctica de lo que NO se debe hacer ante lo que "brilla".

Cómo una polilla dando vueltas a una farola, Joel me recuerda a ese chiste de los gatos que dice que sólo tienen dos posiciones: ON y OFF. Mesura, Joel, mesura. Aquí surge otra vez la figura magnánima de Maggie. Responsable, sosegada e intransigente ante los exagerados intentos de coito pertrechados por un Joel demasiado ON. Estoy de acuerdo en que a Maggie le alagan los comentarios verdes de Joel, pero Maggie siempre se ocupa de que Joel no se pierda. Mandando a Joel a paseo, le está advirtiendo que va por el camino equivocado. ¡Pero qué les pasa a los hombres! (protesta Maggie). Cuando Joel está bien, se pasa el día peleando con Maggie, y en cambio, en cuanto le da un poco la "luz" (palabra simbólica, metáfora de todo lo positivo que ofrece Cicely) se la quiere tirar a toda costa. "Nitchh, nitchh".

En el largo camino de Joel en la busqueda de su auténtico "yo" se encuentra con esta lección del tipo Ensayo-Error. Maggie le dice, que no es a tope, Joel. Suerte que tiene el tio de que se lo digan, y encima se queja. En "Midnight Sun" Joel constata una verdad epicúrea. Teniendo la actitud de Maggie como paradigma del comportamiento correcto en un Cicely correcto, vemos a Joel desmadrado, se va a comer a los Bulls de Chicago el sólo y, finalmente, comprueba que situarse en los extremos no es la solución adecuada ante tanta luz. Pero bueno, en descarga de Joel, diremos que sólo un ciego (metafísicamente hablando) no se deslumbraría ante tanta "luz".


Diseño de página, by Kepler

Volver a
Volver a