Todo empezó en CICELY

Recuerdo que era mucho mas joven (no quiere decir eso que yo sea hora un viejo), y que un sonido de armónica que provenida de la televisión de mi habitación me hacia girar la cabeza a eso de las doce de la noche, me quedaba mirando y veía unos créditos donde el único protagonista era un alce, al terminar dichos créditos yo apagaba la televisión me metía en la cama y me ponía a dormir, así durante un largo tiempo, era muy joven para entender aquello.

Mas adelante cuando uno se va dando cuenta de las cosas buenas y malas que tiene la vida, uno se toma todo con más calma y filosofía, y ya no apaga la televisión a medianoche.

Así fue como ví el primer capitulo de doctor en Alaska, con tranquilidad y cierto pasotismo. Así durante un cierto tiempo, hasta que empezó a ser habitual el estar como un clavo todos los días que emitían la serie en la 2.

Lo que empezó como algo que solo servia para matar el tiempo, se convirtió en una especie de escusa para evadirme de lo que me rodeaba.

Fui conociendo a los personajes, Fleischman, Moris, Edd, Crish, Ruth –Anne etc…

Y con ellas sus historias surrealistas que hacían de un aparente pueblo aburrido ( Cicely ) uno de los lugares mas maravillosos del mundo.

Después, con las siguientes temporadas me convertí en un seguidor acérrimo de aquello, y tengo que admitir que muchas de las cosas que me ocurrieron después fueron distintas, o si no lo fueron, lo parecían.

Mi pesonaje preferido era Crish ( El de la mañana ) y años mas tarde me convertí en locutor de radio, no tenia que decir eso de: “Hola soy Crish de la mañana”, ni leía pensamientos filosóficos de Albert camus, Nietzche o fragmentos poéticos de Whitman o Keruac, tenia su cierto encanto y lo sigue teniendo. Ese amor a la radio se lo debo a el.

Me fui a Nueva York, estuve en Queens, pero no encontré ningún medico judío,

Permanecí un instante donde Joel se despide de Cicely y Maggie en una carta, desde aquel sitio se puede ver todo Manhattan ( algo asombroso)

Muchas de mis chicas pertenecieron a los diferentes pueblos que rodean mi ciudad, como si de una Maggie O´connel se tratasen, pero claro Maggie solo hay una, como un Joel , y ni yo ni ellas, lo somos.

En cada pueblo que estuve con ellas intente compararlo con Cicely y con sus gentes, muchos de estos estaban situados en montañas, que se cubren del manto blanco de la nieve en invierno, todos con un cierto atractivo, pero no es lo mismo.

A ellas no les gustaba la serie, decían que era demasiado aburrido, lo que ocurre es que debo de ser yo demasiado raro.

De momento nunca corrí desnudo por ningún sitio, pero seguro que si este año voy a Cicely lo haré.

Recuerdo capítulos que me impactaron, como aquel en el que Crish después de ver una chica bonita se le fue la voz, pura poesía en medio de la prosa, o cuando Fleischman se va de Cicely, todo un guiño a la libertad, o cuando Edd graba su primera película en una vieja video cámara, como que los grandes sueños de las personas, muchas veces son pequeñas cosas. Pero uno de los que mejor recuerdos tengo es en el que Hollyn va a la caza de aquel oso, que en realidad no son mas que sus miedos e instintos, con los que nos encontramos muchas veces en nuestras vidas, y que evadimos cada vez que aparecen delante nuestra, pero que tarde o temprano te tendrás que enfrentar a ellos.

Con esto digo que muchas cosas que ocurrieron en mi vida tienen una cierta relación con Cicely y sus habitantes, y que muchas veces cada vez que aprecia ante mi una interrogante pensaba en lo que harían los habitantes de Cicely, pero ellos son únicos, como lo es Cicely, porque una de las mayores cosas que dijo nunca Joel fue que Cicely es un estado de la mente.

A_CAMUS ( Jordy )

Postdata: Cicely es un estado de mente, Cicely es parte de mi vida.

Volver a
Volver a